• Día: 10/06/2017
  • Distancia: Half (2900m🏊 – 81km🚲 – 20km🏃)

Tras años en este deporte, aunque parezca raro que en los 9 años que llevo en el mundo del triatlón no haya participado nunca, por fin llegó el día de estar en línea de salida de esta famosa y mítica prueba de esta disciplina, el Zarauzko Triatloia.

Quizá por la fama del corte de natación, quizá porque no haya coincidido el momento, pero hasta este año no había decidido apuntarme.

Por fin llegó el día, nos levantamos, nos preparamos y vamos a por Fondado, que venía con nosotros porque iba a estar de juez en la prueba. Menos mal, ya que gracias a él, se me hizo el trayecto a Zarautz bastante ameno y entre risas se me pasó el viaje sin pensar demasiado en la prueba para ponerme nerviosa… 😂

Firmando en el muro de los participantes

Firmando en el muro de los participantes

Una vez en Zarautz buscamos una cafetería donde tomar un café mientras llegaría la hora de poder recoger el dorsal. Dorsal en mano, una firmita en el muro de los participantes (que ilusión me hacía) y una vuelta por la pequeña feria, donde coincidí con los de Dyalvo con los que estuve hablando un ratito sobre Tritrajes… 

Luego fuimos a comer un Pintxo. Casualidad, fuimos a la cafetería donde estaban algunos de los favoritos de la prueba como Saleta Castro y Gustavo Rodríguez. Muy maja Saleta, todo hay que decirlo, que accedió muy amable a sacarse una foto con nosotros y nos habló muy simpática. Ya me caía muy bien, pero después de hablar un poco con ella, me cae aún mejor.

Bueno, después de organizar, ver y comprobar un poco la bolsa del corredor (gorro, dorsales…) fuimos a prepararnos para la batalla. Había que dejar las cosas en boxes y comer para poder estar en el autobús a las 12:30 (hora para las chicas) que nos trasladaba hasta la salida, Getaria. 

En boxes, con los compañeros

En boxes, con los compañeros

En boxes, saludando a algun@s conocidos se iba animando la cosa. Fuimos a comer, y según iba avanzando el tiempo, me ha iba poniendo un poco más nerviosa. Comí un poco rápido, de repente el tiempo empezaba a echarse encima. Coger el neopreno y marchar al bus. Allí estaban todas las compis. El primer autobús era para las chicas, pero como no lo llenábamos entraron también algunos chicos. Cuando llegamos a Getaria y fuimos preparandonos para bajar, nos dimos cuenta de que Toni Noe, todo un chaval de 71 añazos, estaba entre nosotros y se levantó para bajar sonriendo y diciendo “los jubilados primero…”

Natación

Ya allí las chicas buscamos un rincón bajo los arcos y allí pusimos el campamento base y nos sentamos a charlar mientras llegaba la hora. La verdad es que estaba entre conocidas, y entre risas y demás se me pasó el tiempo volando, y para cuando me quise dar cuenta ya estábamos poniendo el neopreno y bajando al arenal para dar las primeras brazadas.

Tras el calentamiento en el agua

Tras el calentamiento en el agua

Por fin llegó la hora. Por fin estaba en la línea de salida de esta gran prueba. Estaba ilusionada y a la vez nerviosa, sobre todo por cómo iría la natación, un poco larga para mi… Tras las presentaciones de las favoritas, dieron el bocinazo de salida y por fin nos zambullimos en el agua. Poco a poco cada una iba buscando su grupo y su sitio. Yo conseguí meterme en un grupo de unas 5 o así. Cogí ritmo con ellas y ahí me quedé. Brazada a brazada, fui cogiendo confianza y cada vez más tranquila y más segura. Se notaban las corrientes del agua. De repente notaba el agua fría, como al de poco se notaba el agua más calentita. Y así, hasta que al final cada una cogió su camino y yo opte por lo que me parecía más directo a las bollas sin alejarme del resto demasiado “por si las moscas” 😂… 

Salida del agua despues de los 2900m de natación

Salida del agua después de los 2900m de natación

Y tras una hora nadando (aproximadamente), por fin toco tierra firme. Me acuerdo de mi hermano y lo que me dijo “tendréis las olas a favor, así que mira para atrás, y aprovecha las series de olas para salir”… Al salir del agua veo a otra chica y le digo “ya está, ya hemos sobrevivido” 😂, tanta preocupación por la natación y ya la había dejado atrás… Fue impresionante ver toda la gente que estaba desde el arenal hasta boxes y por todas partes animando, fue un subidón!

Ciclismo

Comienzo la bici, ya más tranquila. Ya sabía lo que me esperaba en esta parte así que, despacito y buena letra. Comienza el primer puerto Meagas… No es duro, pero seguro que para la segunda vuelta no parece tan tranquilo como la primera. Veo el penalti box, ahí estaba Fondado de juez con sus compañeros. Sigo, curva, curva, solo centrándome en mi cuerpo, en sentir que no fuerzo, hay mucha carrera por delante, y el postre es para poner una gran guinda la pastel de la bici que me iba a comer. En mi paso por Zumaia veo a unos amigos, Leire y Xabi, sentados con las sillas de playa al borde de la carretera y animándome desde la lejanía. Otra vez siento un gran subidón, me da mucha alegría verlos 👏. La llegada a Zarautz me recordó a aquel año en el que eramos nuevos en este mundillo y fuimos a ver la prueba junto a otr@s del equipo. Estuvimos animando en esa entrada. Que recuerdos! 

Comienza la segunda subida a Meagas. Sigo centrada en ahorrar energía, en beber y en comer. Cuidando el cuerpo y las sensaciones en todo momento. Ya se notaba que me habían pasado muchos. La cosa estaba más tranquila… Vuelvo a ver a Fondado, esta vez está reunido con otros jueces, se le veía ocupado… 

Paso por Zarauz. Comienzo de la segunda parte, rumbo a Aia

Paso por Zarauz. Comienzo de la segunda parte, rumbo a Aia

Con paciencia y tranquilidad, comienza la segunda parte de la bici. Dejamos Zarautz atrás para subir otro pequeño puerto hasta Orio. Que buen día hace! 🌞😁 Y con alegría llegamos al campo base. Al sitio del que todo el mundo habla. El gran Muro de Aia. Ya había estado visitando la zona alguna semana atrás así que… Al llegar al principio de la primera rampa, ya estaba metiendo todo. Ya no es que quedara mucha gente por allí, pero los pocos que estaban hacían lo suyo en el papel de animadores, y eso siempre es de agradecer. Primera rampa, luego parece que la cosa se calma pero no, seguimos escalando. No nos va sobrando nada. Seguimos apretando dientes a la par que unos chicos me animan y ya al llegar arriba alcanzó a un chico que en la bajada se caería delante de mí. No pareció ser gran cosa para lo que podía haber sido, y lo bueno de lo peor es que estaba la asistencia sanitaria al lado, esos si que sabían donde tenían que estar… 

Bueno, comienza la bajada, me pongo como loca de contenta. Ya llegados a este punto, ya era mucho camino hecho. Solo faltaba la última bomba del repecho del camping de Zarautz, que de postre te dejaba las piernas más que a gusto 😂. Gracias a la cantidad de gente que esperaba allí también repartiendo ánimos. En esta bajada también veo otro chico que está a siendo atendido por otra caída. Y es que si las subidas tienen su aquel, las bajadas también son para tomárselas seriamente.

Por fin me veo otra vez en Zarautz. Con ganas de saber que se cocía por esas calles llenas de ambiente y fiesta. 

Carrera a pie

Transición tranquila y a correr 🏃. Ya desde el primer minuto se siente el calor de la gente. Y es que se veía personas animando por todas partes, lo que hacía que mi sonrisa fuera increscendo. 3 vueltas para saborear el ambiente zarauztarra.

Toca entrar en el casco viejo. La gente se agolpa y golpea las vallas, anima y grita como si no hubiera un mañana 👏😄. Da igual que seas el primero o el último, tienen para tod@s. Según avanzaba, con cada zancada me hacían sentir más feliz, más alegre. No podía hacer otra cosa más que sonreír y reír una y otra vez. Me llevaban en volandas, impresionante el ambiente 🎉🎊. Nunca había vivido algo así, y es que la fama que tiene esta prueba se la ha ganado a pulso. Esta vez lo vivía desde dentro y lo estaba disfrutando a más no poder! 😄

En cada rincón más personas, más ánimos. A la salida del casco seguía por el bidegorri. Por allí hasta otro avituallamiento en el había una cuadrilla que era para aplaudirles a ellos, y en la última vuelta hasta me ofrecieron un zurito, que como no, no lo pude rechazar 😂, ole! 

Últimos metros antes de llegar a meta

Últimos metros antes de llegar a meta

La parte del campo de golf estaba más solitaria, pero también te cruzaba con alguna que otra persona. Lo bueno es que es muy bonito y acabas atravesando una pasarela de madera que lo hace diferente. Entre la playa y el campo de golf, para acabar conectando con el malecón. Allí de nuevo aumenta el ambiente y la gente se agolpa a los lados del pasillo por donde trascurre la carrera a pie. Nuevo subidón. Vuelta con la pulsera y a por el siguiente avituallamiento. Después, vuelves a entrar en el casco, parte por la que hubiera pasado una y otra vez por el disfrute de los ánimos y el calor de la gente que te hace avanzar sin apenas darte cuenta. Así poco a poco, saboreando cada momento me veo en los últimos kilómetros de meta, donde voy aplaudiendo al público para agradecer su apoyo y empeño. Donde voy riéndome y disfrutando a tope. En una nube y acabo entrando en meta tan llena de emoción y alegría, que el subconsciente hizo que a pie de meta me tirara al suelo a pasar rodando la meta haciendo la croqueta!! 😂 Si, así, sin pensarlo! Fruto de la inmensa emoción que sentía, nació mi “finishcroqueta“, así le he bautizado a la guinda que le puse a este gran pastel… 

El recuerdo de mi primer triatlon de Zarautz queda grabado como im-presionante. El tiempo que hizo, buenísimo (para algun@s calor) organización, gente, animación, voluntarios… Todo! Genial! Para repetir! De esas para meter en el calendario fijo… 

Información Zarauzko Triatloia

Para más información acerca de la prueba, os dejo este enlace.