Tras la maratón

Cuando acabe la maratón, lo primero que hice es tomarme un bidón de recuperador. No tenía costumbre de darle la importancia que merece a este tema, pero la verdad es que se nota. Acabe bastante bien para ser una prueba de ese pelo, pero quise aprovechar la “ventana metabólica” que se abre en los 15-20′ después del esfuerzo, para empezar a darle a la maquinaria la gasolina necesaria para repostar energía. Es el momento para ingerir alimentos con un elevado índice glucémico de absorción rápida, esto es, la rapidez con la que un alimento se digiere elevando el nivel de glucosa en la sangre después de la comida (para reponer los depósitos de glucógeno y demás que había dejado vacíos).

Leer más