• Día: 02/07/2017
  • Distancia: 29 km 🚲(corta)

No son muchas las ocasiones en las que cojo la bici de monte, ya que la mayoría de las veces que cojo la bici suele ser la de carretera debido a que participo más en pruebas de duatlón y triatlón. Pero a veces, me gusta coger la de monte y disfrutar de los caminos en medio de la naturaleza y la tranquilidad que ofrecen. Es por eso que tenía ganas de hacer la Sapubike 2017. La hice en año 2015 y la verdad es que el recuerdo con el que me quedé fue muy bueno, así que este año había que repetir con la misma compañía…😊

Previa

La anterior vez la hice con un compañero de trabajo. Y esta vez sin duda y después de lo bien que lo habíamos pasado en el 2015, se volvió a animar. Pero no sólo él, conseguimos la compañía de otros dos compis de trabajo.

Los días anteriores a la prueba había estado lloviendo, así que ya sabíamos lo que nos esperaba. Barro y más barro. La otra duda era la de cómo sería el recorrido de este año, pues conociendo a los elementos de la organización, sabemos que son capaces de cualquier cosa 😅. En plan…

¿por ahí no hay camino? pues se saca la desbrozadora y por ahí mismo…

El día anterior al recoger el dorsal, ya me dijeron ellos que…

Se te va a quedar un cutis con el barro que hay… 

Pero bueno, ya sabemos a lo que vamos y no hay miedo 💪, sino muchas ganas de disfrutar de ello y pasarlo genial con esos senderos que nos descubre la organización de esta marcha no competitiva que está genial pese a las exigencias del recorrido, que eso también sabemos que depende de la habilidad, el manejo y la suerte de cada un@ sobre nuestra burra.

La Sapubike

El mismo día estábamos bastantes valientes en línea de salida pesé a las condiciones meteorológicas pasadas y presentes ante posibles chubascos. Creo recordar que dijeron que estábamos como unas 4 chicas…

Pues nada, nos dieron la salida y los cuatro mosqueteros nos vamos quedando hacía atrás. No teníamos prisa, y nuestra intención al comienzo de la prueba era la de ir más o menos juntos, aunque al final acabamos uno por delante, otro por detrás, y yo con el compañero de la pasada vez en por el medio de los otros dos, y en ocasiones nos juntábamos los 4.

Somos de los que no nos importa bajarnos de la bici cuando el terreno se complica, y más ese día que las lluvias nos lo habían dejado difícil. Y si a eso le sumamos la técnica que exige algunos tramos, el cóctel de diversión y risas estaba servido 👏.

Llegamos al avituallamiento 🍊🍵 con ganas y es que en ese momento estaba chispeante 🌧️ y parar mucho tiempo suponía quedarse frío. Muy atentos la gente que estaba allí ofreciéndonos bebida y comida, al igual que las personas de los cruces y demás de la organización. La verdad que entre el tiempo que se estaba poniendo cada vez más feo, y el cansancio de la dificultad añadida por el estado del terreno y las condiciones en sí, hacían que en ciertos momentos y según avanzaban los kilómetros, las ganas por llegar a la llegada iban “in crescendo” 😥.

No faltaron alguna que otra caída 💥💫, pero sin más consecuencias que el de unas cuantas risas entre compañeros y algún juramento. No era fácil controlar la bici sobre terreno embarrado, pues por más que manejara el manillar como buenamente podía, las ruedas se deslizaban como patines sobre hielo. Pero a pesar de todo, al igual que en la anterior Sapubike que hice, no dejé de pasarlo bien en ningún momento. Eso de embadurnarse de barro y sentir como las ruedas van haciendo “chof chof” 💦 me encanta! Así que como dicen, “sarna con gusto, no pica!!”. Y esas marcas de guerra que te quedan después? 😂

Y a la llegada 🏁, un bocadillo de chorizo y bebida 🍻🌭 remataban esta divertidísima marcha. Y aunque este año no acompañó mucho el tiempo, no dudaré en volver a participar en la Sapubike de otros años… Me encantan estas pruebas y en buena compañía! Más aún cuando le pones la guinda al pastel con una gran comida entre amigotes y familia…

Información sobre la Sapubike

Si queréis obtener información  sobre la Sapubike, os dejo éste enlace para que os animéis algún día sino lo habéis hecho ya…