Vamos a empezar a quitar el polvo a este espacio web, y para arrancar de nuevo, lo haré haciendo un pequeño resumen de los últimos eventos en los que he estado…

Santander Triathlon Series de Getxo

El 16 de octubre se disputó este triatlon en diferentes modalidades y distancias, en el que concretamente participé en la distancia Olímpica y modalidad por parejas.

A pesar de que no comenzamos con muy buen pie en el agua y su salida, en bici y la carrera a pie la pudimos disfrutar mejor. Justo cuando nos íbamos para casa, mi pareja escuchó como el speaker de la prueba decía que el “Sugar Team” había quedado en segundo lugar. Vaya sorpresa! Y alegría! Parece que los monos nuevos que estrenábamos nos dieron suerte…

Bilbao Night Marathon

Del triatlon de Getxo, la siguiente parada fue la media maratón nocturna de Bilbao el 22 de octubre, en la que participé en compañía de mis compañeros de trabajo y mi hermano mayor.

Esta es una prueba que me gusta hacer por su diferencia con el resto de que se celebra “de noche”. Porque por lo demás, todos los años pasa algo con respecto a la organización y demás, que hacen que pensárselo si repetir al año siguiente…
Finalizamos la prueba en un tiempo de 1:47:56 disfrutando de la compañía, del ambiente y de la fiesta del running de noche.

Behobia-San Sebastián

El 13 de noviembre volví a calzarme las zapatillas para la famosa Behobia-SS. Hacia mucho tiempo que no corría esta prueba de 20 km.  Una vez solamente la había disfrutado, haya por el año 2008 . Así que ganas de volver ya tenía, porque ya ni me acordaba…

La disfruté aún más, por el hecho de que mi objetivo no era otro que el de pasarlo bien y disfrutar aprovechando que tenía que hacerla a un ritmo “tranquilo”, para ir calentando motores para el objetivo principal que sería a la siguiente semana en Valencia, el maratón.

Pese al pronóstico meteorológico, no llovió durante la prueba y el ambiente fue buenísimo, por lo que acabe muy contenta parando el reloj en 1:35:20, aunque como he dicho, el cronómetro era algo secundario en este día.

Maratón de Valencia

Y por fin llegó el 20 de noviembre. Llegué a Valencia con muchas ganas. Desde el 2011 que hice mi primera maratón hasta hoy he tenido tiempo suficiente como para que el gusanillo de un maratón me rondará de nuevo.

Con ilusión e inquietud pase las horas previas a la prueba, ya que el jueves se presentó una espontánea infección de orina, que hizo que los nervios aumentaran.

Por fin dieron la salida, y solo pensaba en disfrutar y que todo saldría bien, olvidando un poco los tiempos, ritmos y demás… Los primeros kilómetros me sirvieron para “calentar”, hacia el 8 note que empecé a despertar. Los siguientes me limite a guardar reservas. Fui conservadora, no me atreví a recuperar el tiempo de los primeros kilómetros. Pensé guardar y guardar para el final y mal no me fue. Me concentré en comer y beber, y disfrutar de todo aquel ambiente. Estaba corriendo la “reina de las maratones”, con un día ideal para correr. Ambiente inigualable, las fallas, animaciones, la gente, los participantes… Tremendo todo.

Al final de la carrera me salieron los mejores parciales. Quizá buscando recuperar lo irrecuperable ya, cuando me vi con cartuchos para quemar aún.

Pero me llevé muy buen recuerdo, disfrute mucho y me quedé con ganas de repetir. Me encantó!! 😄

Al final Finisher con 3:32:25. Muy contenta y feliz…

Y después de todo esto, esta semana me he dado unas vacaciones y he descansado para recuperar (a pesar de acabar fenomenal) aquello que aunque no notará pudiera quedar… y para darme algún que otro caprichillo al paladar…

Ahora ya, la siguiente parada será la media maratón de Vitoria el 18 de diciembre. Esta semana habrá que arrancar poquito a poco…